5 de agosto de 2010

Una idea simple para servir un postre


                                                                               


Hay veces en que nos complicamos al momento de servir un postre y con mayor razón si se trata de una ocasión especial. Es por esto que te doy esta idea sencilla, donde en un mismo plato puedes poner tres postrecitos distintos hechos con ingredientes económicos.
En este caso yo serví en una copita pequeña una suave crema de vainilla acompañada de frutos rojos, en otro sector del plato puse un hojaldre relleno con crema pastelera y frutos rojos y por último un trozo de brownie acompañado de helado. Servir tres opciones me asegura que si hay por ahí un comensal regodión, podrá comer a lo menos una de estas opciones, y si es un comensal goloso, es un hecho que se lo servirá todo, y de muy buen agrado.
Te quiero recordar que yo no soy ninguna entendida en la materia, por lo tanto es probable que si un experto ve esta mezcla de sabores la encuentre espantosa, pero para una ama de casa como nosotras que carecemos de todo ese saber y que nos vemos enfrentadas al día a día, me parece que puede ser una buena opción. Al menos mis invitados lo disfrutaron.
Otra cosa que no debo dejar de mencionar es lo referido  a la decoración del plato de presentación . Es sumamente importante decorar nuestro plato para que nuestra preparación se vea más atractiva. En este caso he utilizado una salsa de chocolate, para realizar esas líneas y también coloqué sobre el plato un tenedor pequeño, luego utilizando un colador fino comencé a espolvorear chocolate en polvo, y listo.
Espero que esta idea te sirva de algo.

                                                                                  

2 comentarios:

Alice dijo...

Una presentación estupenda, a mí me encanta. Te ha quedado de restaurante. Un beso

jose manuel dijo...

Acabo de descubrir tu blog y me quedo para seguir tus recetas. Saludos