20 de marzo de 2010

Polenta y empanadas de queso, dos ricas recetas.




Por fin voy sintiendo que mi vida va volviendo lentamente a la normalidad. Ayer tuve que ir al centro de Concepción  así que pude constatar los estragos producidos por el terremoto. Lo bueno es que de a poco han ido quitando los escombros y el comercio lentamente va abriendo sus puertas, eso ayuda bastante a sentir todo un poquito más normal.
Al sentirme así de animada me dieron deseos de volver a cocinar y más que todo retomar nuevamente el blog. Lo más entretenido es que mi esposo me acompañó en esta idea, ambos nos sentíamos animados de probar alguna receta nueva y de preparar algo rico para la hora del té. Fue tal nuestro entusiasmo que invitamos a nuestros padres y cuñado a pasar una tarde juntos. El tema central fue la experiencia que cada uno tuvo del terremoto y de los tensos días que vivimos sin luz, agua y con saqueos. Pero a todos nos hace bien hablar del tema, creo que es normal, sobretodo cuando aún miramos nuestro entorno y vemos que pasará un buen tiempo antes de levantarnos como ciudad, en especial nuestro puerto de Talcahuano, que a causa del terremoto y maremoto quedó casi destruido en su totalidad.

Pero bien, quiero compartir con uds la receta que mi esposo preparó. Debo contarles que nunca habíamos probado la polenta. En el canal gourmet había visto prepararla pero jamás me animé a realizarla. La receta que Ricardo preparó la extrajo de la revista Platos y Copas, pero le hicimos algunos cambios, porque no nos resultaba muy lógica la preparación que allí aparecía, se me ocurre que había un error. Nosotros disminuimos a la mitad las cantidades de la receta original, porque sólo somos dos personas y la receta era para 8 personas.

 La segunda receta son las típicas empanaditas de queso, a mí me encantan, pero tuve que conformarme con comer sólo una, porque tienen demasiadas calorías y con esto del terremoto en vez de bajar de peso , como a muchos les pasó, yo subí. Es triste dedicar tiempo a una receta y después casi no poder comerla, pero por desgracia no tengo alternativa.

Polenta

Ingredientes:(receta original)                                                         

1 pechuga de pollo
1 atado de cebollín
1 diente de ajo
1 cda de alcaparra (prescindímos de ellas)
1 zanahoria rallada
1/2 pimentón rojo picado en cuadritos
1 taza de aceitunas negras picadas (tuvimos que prescindir de ellas)
2 cdas de pasas (opcional)
1/2 kilo de polenta
1 cda de aceite de soya ( tuvimos que poner aceite de oliva)
2 cubos de caldo de pollo
4 tazas de agua hirviendo
1/2 taza de queso rallado
2 tazas de leche
1 cda de mantequilla
sal agusto.


En una olla deberás poner la pechuga de pollo junto con los cubos de caldo de pollo y el agua hirviendo correspondiente, esto es 2 tazas de agua por caluga.Cocer
En una sartén poner un poco de aceite y freir las verduras, agregar la pechuga de pollo desmenuzada y un poco del caldo de pollo.Incorporar aceitunas, pasas y alcaparras, ajo y sal.
En una olla poner las 4 tazas de agua y una vez que hierva, agregar la leche y la polenta en forma de lluvia
Adicionar la sal y la mantequilla y cocinar hasta que tenga la consistencia de  un puré de papas. Luego agregar el aceite y mezclar
En una fuente enmantequillada, extender una porción de la polenta, sobre esta verter el relleno y cubrirlo con el resto de la polenta
Rociar un poco de queso rallado por encima y hornear durante 40 minutos a Tº media o hasta que la superficie esté dorada. Servir.
Ricardo la sirvió en forma inmediata, pero  decidí  poner lo que sobró  en el refrigerador. A la media hora  de haberla puesto  en el refri estaba mas firme y resultó más fácil cortarla, no se desarmó. Le agregamos un trozo de queso mantecoso en la superficie y la pusimos en el microondas. Quedó super.


















Empanadas de queso

Ingredientes:

3 tazas de harina
1 1/2 cucharada de manteca
1 1/2 cucharadita de polvos de hornear
1 taza de agua caliente con sal.
1 trozo de queso cortado en cubitos
Aceite para freir

Preparación

En un bol coloca la harina y haz un hueco en el centro, allí  vierte la manteca derretida y la salmuera caliente. Mezcla cuidadosamente hasta formar una masa blanda y lisa.
Cubre con un paño, retira porciones de masa y estíralas con el uslero. Coloca el queso y arma tus empanadas.



Freir en aceite caliente